lunes, 28 de marzo de 2011

Las inocentes espigas del campo

espiga recien extraida
granuloma por espiga
Seguimos contando los problemas de temporada. Con la llegada de la primavera y verano llegan las espigas.

fistulografia

Esas inocentes semillas diseñadas para plantarse por si solas en el duro suelo, que taladran la piel de nuestras mascotas y producen todo tipo de problemas.
Muchos dueños de cocker sabéis ya el peligro que suponen para los oídos, en los que se introducen con frecuencia, haciendo que el pero se queje y tuerza la cabeza hacia un lado, después de un paseo por el campo. A veces no es necesario ni el campo. Basta con un jardín o un parque que tengan zonas no muy cuidadas.
La solución no suele ser difícil, pero al ser un proceso muy doloroso, puede ser necesario sedar al animal para extraerla.
Por desgracia es normal que se claven en otros sitios como entre los dedos, en los nudos de las axilas, ingles, zonas de apoyo, etc.

herida de entrada de espiga

Pero también es normal que se introduzcan por los distintos orificios naturales, como ojos, narices, prepucio, vulva…
Las consecuencias de la entrada de este vegetal son general mente infecciones locales y granulomas de cuerpo extraño, así como fístulas.
La mejor prevención es recortar el pelo de la cara interna de las orejas en los perros de oreja caída, y revisar a nuestros animales entre los dedos y en las axilas e ingles al regreso de los paseos.

Por descontado que en caso de notar cualquiera de estos síntomas hay que acudir a la clínica veterinaria, ya que en ocasiones se llega a hacer necesario incluso intervenir quirúrgicamente al animal.
Para localizar el origen y el tamaño de algunas fístulas se realiza una fistulografia, mediante inyección de contraste radiográfico, que da una idea real del daño ocasionado por la espiga.





nodulo formado por espiga en el muslo


espigas extraidas del fistulograma de la anterior foto


No hay comentarios:

Publicar un comentario