lunes, 7 de marzo de 2011

Leishmaniosis. La enfermedad del mosquito

Hola de nuevo.
En este nuevo post vamos a hablar un poco de la famosa “enfermedad del mosquito”.
En este mes de marzo es un buen momento para chequear a nuestros perros si han tenido contacto con la leismaniosis. Esta enfermedad se produce por el contagio de un parasito sanguíneo, que se transmite por la picadura de mosquitos.
Es una enfermedad relativamente frecuente en el centro y sur de la Península Ibérica, así como toda el área mediterránea.
Los síntomas de esta enfermedad son muy variados. Van desde heridas que no curan, calvas, caspa, aumento de ganglios, hasta que cuando ya están graves, se produce sagrado por la nariz, adelgazamiento, fallo renal y pérdida de apetito.
Cuando ya hay síntomas el pronóstico empeora. Si se detecta a tiempo la infección, la enfermedad se puede tratar y los resultados suelen ser de lo más satisfactorios. Muchas veces no se puede curar, pero si controlar.
Hay que mencionar que los mosquitos pueden contagiar la enfermedad a las personas que presenten una inmunodepresión, como en casos de SIDA, quimioterapias, personas muy ancianas o niños muy pequeños. De aquí parte la importancia y responsabilidad de testar a las mascotas que pueden actuar como fuente de infestacion para los mosquitos.
Se puede prevenir mediante el uso de insecticidas en pipetas o collares, así como repelentes de mosquitos, para evitar el contagio. Pero actualmente se sabe que la gran mayoría de los perros se contagian todos los años de leishmaniosis y solo enferman aquellos que tienen un sistema inmunológico deficiente. Los perros con una inmunidad normal superan sin dificultades la infección.
La otra forma de prevenir las presentaciones mas graves, es hacer una analítica sanguínea al año, buscando anticuerpos frente al parasito.
Desde siempre corren rumores sobre "veterinarios" que vacunan frente a esta enfermedad, pero hoy por hoy no es cierto. No existe vacuna frente a la leishmaniosis. Hace unos pocos años se hicieron pruebas de una vacuna pero como tratamiento, no como prevención, que no llegaron a buen puerto.
Si este análisis da positivo, se han de realizar otras analíticas para valorar el estado general del perro. Si tiene dañados los riñones o el hígado, el pronóstico es más sombrío.
Los síntomas se muestran de 6 a 9 meses después de la picadura del mosquito, y aparecen de forma muy paulatina, de modo que pueden pasar desapercibidos para el propietario.
Lo que debe de quedar claro es que es una enfermedad seria, que muchos perros mueren contagiados de ella, y que se puede transmitir a personas. De modo que su prevencion es importante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario